miércoles, 28 de noviembre de 2012

El cielo y el mar


Podré caminar en contra de las olas
Para llegar al horizonte soñando,
Y alcanzar el ocaso en suave tacto,
Acariciaré a la luna, estará en mis manos.


Porque el día no pasará tan rápido
No dejaré, otra vez, que te sueltes de mí;
A veces el tiempo suele estar de mi lado
Y termino pensando, los recuerdos de ti.


Y sobre la brisa del mar me detengo
Para imaginar cuál será el mundo perfecto
Donde las aves puedan volar muy alto
Donde las personas puedan vivir soñando.


Mientras miro al mar bailando,
En un instante se fue enamorando,
Estuvo el sol tan cerca y a su lado,
Con un suave roce afloró del cielo, el ocaso.


Y sentado en la temprana noche, bajan
Las nubes con cientos de estrellas,
Que celosas reclaman al viento,
El secreto de tu eterna belleza.


Y así, tu mirada me alcanza en mi balcón gitano,
En una noche de tierna embelesa,
Donde las estrellas nos miran pensando
Porque la luna ha bajado a la tierra.

Y sin pensarlo me siento a tu lado, y recordé
En esa calmada fragancia que una vez soñé;
Cuando mi infancia era inocente y la esperanza
Orientaba mi más tierna niñez.

Y en un instante se fue el olvido y recordé,
Que quería ser el trovador de tus sueños;
El que toque tus más profundos y dulces anhelos,
El que pinte tu mundo de azul como el cielo.

Y en un inmenso destello me pierdo,
En la mirada que encierra el brío de tu alma,
Que calienta lentamente mis fríos labios y calma
El moribundo latir de mi corazón solitario.

Nocturno encanto cuando estás a mi lado,
Me despierto al costado y aferrado a la pasión,
Tomas mi mano y estas recostada
Sobre mis deseos y en mi desnuda alma.

Y en ese momento, beberé del cálido aliento
Así como besa el océano al cielo,
En tus labios, mi boca, depositaré mis anhelos
Y verás que el tiempo al final es eterno.

Y así, treinta soles vi pasar desde que te conocí, 

Dando claridad a mis días de sombra y soledad; 
Ahora por mi ventana la luz entra hasta mis ojos, 
Ahora veo el amanecer, distinto y glorioso. 

Como el cielo y el mar, juntos nosotros.

2 comentarios: